¿Qué es lo más ruidoso del océano?

Las gambas. “Aunque la ballena azul produce el sonido más agudo, el ruido natural más alto es el de las gambas”, responden John Lloyd y John Mitchinson en El pequeño gran libro de la ignorancia. “El ruido de las gambas reunidas –billones de crustáceos agitando sus pinzas a la vez– llega a los 246 decibelios”, calculan. Eso equivaldría a unos 160 decibelios en el aire. Es decir: más que un reactor despegando o que el umbral humano del dolor. “Algunos observadores lo han comparado con el sonido que se produciría si todo el mundo friese beicon a la vez”, señalan Lloyd y Mitchinson. Es el único sonido natural, añaden, que puede borrar el sónar de un submarino y ensordecer a los operadores a través de sus auriculares.