Casi un decenio para medir

Era el año 2003 cuendo un vecino denuncio a su vecina de que metia mucho ruido. Despues de un buen jaleo, se concluyo que era necesario medir el susodicho tabique movil.

“No, la señora no esta”, “Salio de vacaciones”, “Vuelva mañana”, “Justo Salio..”, eran quizas algunas de las cosas que decia la asesora del hogar a los especialista que iban a medir el ruido, pero pasaron los años y poco se pudo hacer.

¿Como termina la historia?

La vecina condenada a seis meses de prision por no dejar medir el ruido en su casa ¡CHAN!.

El ruido de un tabique móvil enfrenta 9 años a unos vecinos.

Un pensamiento en “Casi un decenio para medir”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *